4-07-19 Identifica los problemas habituales en una caja de cambios manual

1 Ruido excesivo de la caja de cambios

El ruido excesivo al meter las marchas o cambiar de una a otra puede deberse que exista una holgura entre los engranajes producida por el desgaste natural que genera el paso del tiempo. Otra de las causas puede estar en el desgaste de los cojinetes. En ambos casos, la solución pasa por desacoplar la caja de velocidades del motor, abrirla y reemplazar las piezas desgastadas. Para realizar esta reparación son necesarias muchas horas de mano de obra y por ende el coste es elevado. De manera provisional puedes usar un aditivo con base de teflón para eliminar estos ruidos.

2 Problemas para que las marchas entren

Las varillas de cambio son las encargadas de transmitir el movimiento desde la palanca de cambio al interior de la caja de cambios. Estos elementos suelen deformarse y éste suele ser el motivo por el cual es difícil que las marchas entren con facilidad. En ocasiones una simple revisión y reparación de estos mecanismos es suficiente para que las marchas se realicen con suavidad.

En ocasiones la razón por la cual las marchas no entran es el embrague. El desgaste del mismo puede ser la causa de este problema.

3 Problemas para cambiar de marchas

El hecho de no poder cambiar de marchas fácilmente puede tener su explicación en la falta de lubricación de los componentes o en que no estés utilizando el aceite adecuado. Utilizar el aceite recomendado por el fabricante es fundamental, así como asegurarte que se encuentra en buen estado para poder cumplir su función. Garantizar la lubricación evita averías graves. Es recomendable la revisión de un profesional ya que si el problema persiste, el motivo puede deberse a que existan fugas de aceite por las juntas.

4 Las marchas se desengranan espontáneamente

Este problema es común en vehículos con muchos km recorridos. La causa está en el desgaste de los sincronizadores. Para repararlos es necesario desmontar la caja de cambios y abrirla. Nuevamente se trata de un trabajo de muchas horas y con el consecuente coste.

La conclusión es que si realizas revisiones periódicas, mantienes el aceite en buen estado y no fuerzas los cambios de marchas, no deberías tener problemas con la caja de cambios. La vida útil de la caja de cambios es prolongada y en ocasiones se equipara a la del vehículo. El consejo es: presta atención a los avisos que hacen evidente la presencia de un problema y recurre a tus especialistas de confianza. Te esperamos en nuestras instalaciones.

0 comentarios

Deja tu comentario

Fields with * are required